Áreas Naturales Protegidas...

y Guardaparques


El Centro de Documentación para Trabajadores de las

Áreas Naturales Protegidas

de América Latina y el Caribe

Facebook

El límite de las Áreas Naturales Protegidas, ¿limite para las competencias de los trabajadores?

Bien, para comenzar digo que no hay artículos en revistas académicas / investigación sobre las Áreas Naturales Protegidas (ANPs) que no comiencen expresando algo parecido a esto:"...las áreas naturales protegidas, como piedra angular de la(s) estrategias de conservación del patrimonio natural y cultural..." Artículos que luego son replicados y difundidos en artículos periodísticos, cada vez más redactados por periodistas especializados y diferentes medios de comunicación, algunos también especializados, como el que sigue, que argumenta sobre una propuesta que comento más adelante: La evidencia científica indica que es necesario conservar un 30% del territorio nacional y océano para frenar la pérdida de biodiversidad, almacenar carbono y prevenir futuras pandemias

Sin embargo y a pesar del crecimiento en número y superficie de las ANPs -una búsqueda de imágenes en Internet les presentará una curva exponencial para los últimos 20 años- continúa la pérdida de biodiversidad, en el planeta y DENTRO de las ANPs, hay mucho publicado al respecto, cito dos artículos que me resultaron particularmente interesantes: Laurance y otros 2012, Hill y otros, 2015, los dos tienen en común referirse a regiones tropicales desde diferente perspectiva, ver abajo las citas completas.

Este año los tambores baten fuerte para que al año 2030 se incremente la superficie mundial de ANPs al 30 o 50%, se está discutiendo en la Convención Internacional para la Biodiversidad, yo digo: nunca ocurrirá en este escenario económico y político neoliberal tecno financiero, con concentración de riqueza, basado en el comercio para un "crecimiento" permanente que termine en un desarrollo ficticio, no hay ninguna solución elevándose en el horizonte frente a la perdida de biodiversidad que pone en peligro la existencia de nuestra especie si no es cambiando ese sistema, ni los sueños húmedos de algunxs millonarixs que piensan que el porvenir está en el espacio, entre tanto incrementan la cantidad de gases en nuestra atmósfera con sus actividades económicas y jugando con cohetes.

Las ANPs enfrentan amenazas de todo tipo y color, externas e internas, algunas sin ninguna capacidad de enfrentarlas por parte de sus administradores y los trabajadores, como el cambio global, este mes de noviembre se realiza la 27ava. reunión de las partes de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, consideren que el compromiso de los (gobiernos de los) países era que a fin del siglo la temperatura del planeta sólo debía alcanzar 1,5 grados por encima de los niveles preindustriales (antes de los años 1.800), los cálculos estiman que será de 2,6 grados. Estamos en el horno, literalmente. Las condiciones ambientales que determinan la biodiversidad protegida en las áreas naturales protegidas se están desplazando (Parks y otros 2022), por ejemplo las isohietas de precipitación, de temperatura, se aplica también para las áreas marinas protegidas (Bruno y otros 2018), pero a las ANPs no las podemos desplazar...

Otro tipo de amenazas: la falta de presupuesto en las organizaciones estatales que administran ANPs, ver los casos deMéxico, Chile en este mismo boletín, que puede ser contra la voluntad de los gobernantes pero es un hecho ante la realidad económica de sus países, o la imposición de organizaciones transnacionales con modelos de conservación elaborados en los países centrales (Europa, E.U.A.), supuestamente exitosos que conllevan cambios profundos, tanto para las comunidades involucradas como para a las organizaciones nacionales de gestión, para las instituciones académicas y de investigación (Sosiuk, 2022), o que instalan actividades económicas supuestamente alternativas como el turismo, llevando las ANPs a una posición extractivista como en cualquier otro espacio (Ponzi, 2020).

Y además algo no funciona...Los elefantes asiáticos prefieren hábitats fuera de áreas protegidas. A pesar de hallazgos como ése, considero que extraordinarios, afuera de las ANPs es peor, no hay documental en la televisión, o esos canales de video por Internet que no muestre algún desastre o amenaza para la biodiversidad y el patrimonio cultural asociado, y agrego, para los pueblos indígenas. Algunos de esos desastres están documentados, en el año 2005 se estimaba que en los Estados Unidos de América morían 72 millones de aves a causa de pesticidas y otros químicos tóxicos (Pimentel, 2005), más cerca en el tiempo las soluciones que se proponen dejan de serlo cuando miramos más cerca, mientras ustedes leen esta editorial, se impulsa en todo el mundo el hidrógeno verde como la panacea en la transición energética para dejar atrás la era del petróleo. Sin embargo resulta que no es tan verde ni tiene como objetivo que todos vivamos mejor, sino que es otro paso en la senda del neocolonialismo verde.

Con esta extensa introducción, cuando digo ANPs en realidad no digo nada, son una entelequia hecha realidad por los trabajadores, también hay algo publicado al respecto, a veces bajo el rotulo de "efectividad del manejo", el análisis más básico dio como resultado que la mera presencia de Guardaparques resulta en ANPs mas efectivas (Bruner y otros, 2001).

Aparentemente la cantidad de Guardaparques en el mundo es deficitaria (Appleton y otros, 2022, ver abajo en Publicaciones en otros idiomas), digo aparentemente ya que depende desde que lugar hacemos el análisis, bajo el sistema neoliberal puede, bajo otro sistema el resultado puede ser diferente.

Ese personal de las ANPs tiene que lidiar con actividades rutinarias como atender visitantes y con las amenazas, actividades consideradas ilegales como la caza furtiva, minería ilegal, tala ilegal, cultivos para la elaboración de drogas, y ocurre que si en un operativo de control y fiscalización, los furtivos salen de los límites los agentes de conservación se quedan sin herramientas legales para continuar con el procedimiento.

Los límites de las áreas naturales protegidas están dadas por una norma (ley, decreto), y los trabajadores no tienen competencias fuera de esos limites. Esto se establece tanto en la norma general de las ANPs que da jurisdicción territorial a la organización que las gestiona, y en los reglamentos, estatutos, etc. de los trabajadores que tienen delegadas las competencias de control de la organización. Hasta los mas recientes estatutos se basan en esos compartimentos estancos.

Y que pasa afuera de las ANPs con el personal destinado a control y fiscalización de temas "ambientales", trabajando en municipios, departamentos / provincias / estados, y a nivel nacional, con temas de fauna, flora, agroquímicos, recursos hídricos, contaminación, proyectos, auditorias ambientales, lo que se les ocurra. Uno creería que el número es muy superior, con una formación y capacitación en servicio rigurosa, además de habilidades especiales, en realidad están peor.

Me animo a afirmar que ese personal con funciones de policía (administrativa o seguridad, depende el país), es muchísimo más deficitario que en las ANPs, mas abajo le cuento en que fundo esta suposición.

La experiencia adquirida desde varios aspectos: ejercer el control y fiscalización en el terreno, administrar el manejo de áreas naturales protegidas, la docencia, la redacción de normas sobre áreas protegidas y agentes de conservación, entre otros, me hace pensar desde hace ya un tiempo que no tiene sentido que las competencias de los agentes de conservación terminen en los límites de las ANPs.

Propongo que los Agentes de Conservación de los sistemas de ANPs, tengan competencias mas allá de los límites de las ANPs. Tiene consecuencias directas sobre las condiciones laborales: horarios, seguridad y tipo de seguro que lo proteja, logística, y decenas de ítem más, pero nada imposible de superar, y los beneficios para toda la sociedad son inestimables. Así como es hora de romper con la desigualdad y la concentración de riqueza, también es hora de pensar más allá de los beneficios individuales y hasta sectoriales por un bien común.

Veamos un caso con información proveniente de los medios de comunicación: la Provincia de Río Negro en Argentina, que es una de las de mayor superficie del país con un tamaño similar a Uruguay, ubicada en el norte de la Patagonia Argentina, en sentido transversal desde la cordillera de los Andes hasta el mar, con paisajes de bosques andinos, estepas, monte, costa marina. Esta Provincia tiene un Sistema de Áreas Naturales Protegidas (creado por una ley cuyo anteproyecto co-redactó el Editor de este Boletín), para el que trabajaban unos 40 Guardas Ambientales en el año 2015 de acuerdo al Primer Encuentro Provincial de Guardas Ambientales, comparemos con otros puestos similares en recursos naturales: en una de sus regiones, Catriel, para el año 2020 "no hay inspector de fauna y no hay instructivos para controlar fauna», aunque si los hay para pesca, ganadería y bosques", y el año pasado, 2021, tenía sólo dos inspectores forestales para toda el área andina, unas 250 mil hectáreas de bosques. Es una situación que analizo cada año con los estudiantes en mis clases en la Universidad, futuros Guardaparques algunos ya en funciones, la actualizo con nueva información publicada en artículos académicos y la que aparece en los medios, que en general son denuncias de los ciudadanos.

Este déficit ocurre en todos y cada uno de los países de la región, a nivel nacional y en sus niveles jurisdiccionales inferiores con competencias sobre recursos naturales y el ambiente, por otra parte funcionan como compartimentos estancos, los inspectores de fauna, los forestales, ambientales (contaminación de diverso tipo), en patrimonio cultural, incluyendo el paleontológico -que generalmente se lo considera en esa bolsa-, a nivel internacional es necesario fortalecer las acciones contra los delitos contra la vida silvestre.

Es una situación histórica que se mantiene, además de fortalecer los equipos de control y fiscalización en temas ambientales, el apoyo del personal que se desempeña en áreas naturales protegidas, en principio, y su participación activa en el futuro podría ser un cambio significativo.

Si levantamos la vista encontramos que esta propuesta ya funciona en otros países, los Guardas Forestales, Agentes Rurales actualmente denominados Guardas Medioambientales en casi todas las Comunidades Autónomas de España, que son más de 6.000, tienen competencias relacionadas con su condición de Agentes de la Autoridad y de Policía Judicial genérica, "resumiéndose en las siguientes: como policía, inspección y vigilancia para el cumplimiento de la legislación relativa a las siguientes materias: forestal, flora, fauna, caza, pesca, ecosistemas, aguas continentales, vías pecuarias, espacios naturales protegidos, geomorfología, paisaje, y en general de todo aquello que afecte al medio natural, Policía, inspección y vigilancia para el cumplimiento de la legislación relativa a evaluación de impacto ambiental, residuos, medio ambiente atmosférico y calidad ambiental en general. Investigación de incendios forestales y de otros delitos medioambientales. - Elevación de denuncias por infracciones administrativas en materia medioambiental. Participación y colaboración en aquellos casos de emergencias y Protección Civil en el medio rural, tales como inundaciones, búsqueda y rescate de personas desaparecidas, nevadas, etc." y mucho más, lo pueden confirmar en la pagina web de la Asociación Española de Agentes Forestales y Medioambientales (Recuperado el 31 de Octubre de 2022).

Rescato que la condición de agentes de autoridad y policial judicial genérica son una rareza de este lado del charco, en la mayoría de los países es una policía administrativa para hacer cumplir lo dispuesto por la organización que administra las ANPs.

Es claro que para concretarlo se necesitan profundas modificaciones, en las organizaciones del Estado, en lo laboral, en la residencia de los agentes de conservación, sigan ustedes la lista, y si tienen comentarios de cualquier tipo, los podemos publicar en la sección Intercambios.

Daniel Paz Barreto.

ex Representante Sudamericano Federación Internacional de Guardaparques,

ex Presidente Federación Latinoamericana de Guardaparques

Appleton, M.R., Courtiol, A., Emerton, L. et al. (2022) Protected area personnel and ranger numbers are insufficient to deliver global expectations. Nat Sustain https://doi.org/10.1038/s41893-022-00970-0

Bruner A.G., R. E. Gullison, R.E. Rice, G.A.B. da Fonseca (2001). Effectiveness of Parks in Protecting Tropical Biodiversity. Science 291:125-127

Bruno J. F., A. Bates, C. Cacciapaglia et al. (2018). Climate change threatens the world’s marine protected areas. Nature Climate Change https://doi.org/10.1038/s41558-018-0149-2

Hill, R., Miller, C., Newell, B., Dunlop, M., Gordon, I. (2015). Why biodiversity declines as protected areas increase: the effect of the power of governance regimes on sustainable landscapes. Sustainability Science. 10. 357-369. 10.1007/s11625-015-0288-6

Laurance, W., et al. (2012) Averting biodiversity collapse in tropical forest protected areas. Nature 489, 290–294 https://doi.org/10.1038/nature11318

Parks, S., L.M. Holsinger, CE. Littlefield et al., (2022) Efficacy of the global protected area network is threatened bydisappearing climates and potential transboundary range shifts. Environ. Res. Lett. 17 054016 https://doi.org/10.1088/1748-9326/ac6436

Pimentel, D. (2005). Environmental and Economic Costs of the Application of Pesticides Primarily in the United States. Environ Dev Sustain7, 229–252 https://www.beyondpesticides.org/assets/media/documents/documents/pimentel.pesticides.2005update.pdf Recuperado el 08 de Octubre de 2022.

Sosiuk, E. (2022). Conservacionismo internacional y problemas locales: las investigaciones sobre pingüinos en la Patagonia. CUHSO (Temuco), Epub. Recuperado el 15 de octubre de 2022, de http://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S2452-610X2022005000304&lng=es&tlng=es