Áreas Naturales Protegidas...

y Guardaparques

El Centro de Documentación para Trabajadores de las

Áreas Naturales Protegidas

de América Latina y el Caribe

https://www.facebook.com/Guardaparques-y-Areas-Naturales-Protegidas-441492369220965/

Editorial Boletín Áreas Naturales Protegidas y Guardaparques No. 235

Tema I: Los Guardaparques en las publicaciones técnicas y científicas...

Son comunes los artículos de divulgación amable sobre nuestra labor, en entrevistas, artículos de revistas, diarios, suplementos, escritos por periodistas y a veces por colegas, pero no son muchos los Guardaparques que publiquen resultados de su trabajo, o sobre su trabajo en las revistas técnicas y científicas.

Por otro lado es común que se nos incluya en los agradecimientos, por ejemplo por el apoyo en las tareas de campo, hasta se han bautizado especies homenajeando colegas.

Son escasos artículos en los que seamos sujeto (objeto ya no aplica más) de estudio, pero cada vez más frecuentes. Claro, en inglés, casi nada en castellano (compartan si ustedes tienen conocimiento). En esta editorial comparto algunos trabajos con sus citas correspondientes.

Los artículos que vinculan nuestro trabajo con la efectividad de las áreas naturales protegidas revelan que el resultado es positivo aunque no sean con demasiada profundidad (Bruner y otros 2001, Azofeifa-Solano y otros 2018), son mas numerosos los que se refieren al control de la caza furtiva y técnicas para ser mas efectivos en esa área laboral (Moore y otros 2017, Dong y otros 2018), ver en la Sección "Publicaciones en otros idiomas" unos lineamientos sobre el tema.

Muy importantes los que analizan los riesgos de la militarización de la conservación (Duffy y otros 2019), todo un tema.

Leí artículos que se refieren a aspectos polémicos como la participación de Guardaparques en actos de corrupción (Belecky y otros 2021), dicho sea de paso los autores están preparando un nuevo artículo con casos en América Latina y El Caribe.

Sobre este último me resultó paradójico que entre las organizaciones responsables de ese artículo están las denunciadas por favorecer violaciones a los derechos humanos como WWF, algo comprobado al punto que las agencias federales del Gobierno de E.U.A. analizaron retirar financiamiento por esos hechos. Cosas veredes, Sancho...

Sin sorpresa encontré el pensamiento colonial tanto en los contenidos como en el lugar de origen de los autores, en palabras de Milner-Gulland (2021): "La conservación sigue estando abrumadoramente dominada por las mismas voces privilegiadas, blancas y ricas del hemisferio norte, "conservation is still overwhelmingly dominated by the same privileged, white, wealthy, Northern hemisphere voices”. Publicado en Oryx, revista del hemisferio norte, en inglés y en el centro del imperio Británico (buscar el número Nº 231 del boletín en la pagina web, versión .pdf)

He comprobado que se aplica a los Guardaparques cuando son los redactores de los artículos.

Saludamos que comiencen a publicar en revistas importantes, por ejemplo en el número 1 del volumen 37 de la revista Parks Stewardship Forum, de este año 2021, una publicación de la Universidad de California - Berkeley, E.U.A., en ese número hay 8 (ocho) artículos sobre Guardaparques y escritos por Guardaparques.

Todos en inglés (sin resumen en otros idiomas) y sus autores son mayoritariamente varones, de países angloparlantes, sean centrales o sus colonias. No hay latinoamericanos ni caribeños, pocas mujeres, y en el artículo sobre guardaparques mujeres sus autoras son de E.U.A. y Noruega, ninguna de América Latina y El Caribe.

En estos días está ocurriendo el I Encuentro de Mujeres Guardaparques de Latinoamérica, organizado por CONAF de Chile, con una serie de actividades como colegas de varios países de la región presentando sus experiencias, de las ponentes, ninguna es Guardaparque.

Volviendo a los artículos de Parks Stewardship Forum, surge inmediatamente la pregunta: ¿no hay en otras partes del mundo colegas con capacidades para escribir artículos? ¿Acaso se consultó?

Algunos de los artículos están firmados por miembros y ex miembros del Comité Ejecutivo Internacional (CEI) de la Federación Internacional de Guardaparques (FIG), nuevamente todos los angloparlantes. Siendo que es una organización cuya base es la diversidad de pueblos del mundo en la forma de los guardaparques de cada país, el puesto que ocupan los obliga a ser responsables en evitar que se profundice el proceso de homogeneización colonial, que favorece la dominación (no decimos que sea la intención de estos colegas) y empobrece el colectivo.

En los artículos encontré preconceptos, errores y en algunos casos falta de información o temas no abordados que son realmente muy importantes.

Lo que considero trascendental, es que se continúa restringiendo la figura del “Guardaparque” al personal rentado en relación de dependencia de un empleador, que en el 95% (al menos) de los casos es el Estado, lo que entra en conflicto con las estrategias propuestas que se están abriendo paso de llegar para el año 2030 al 30% de la superficie del planeta en ANPs (30x30) (CBD 2020), que modificarán profundamente esa realidad y no se contemplan. El hecho fundamental es que es imposible que los Estados incrementen exponencialmente el personal de las organizaciones que administran áreas naturales protegidas, continúa la disminución del presupuesto asignado, ver caso Mexico en la Sección Áreas Naturales Protegidas.

Resumiendo, no se tiene en cuenta el proceso de evolución que acompaña los cambios de la herramienta de conservación que son las áreas naturales protegidas.

De los ocho artículos vamos a prestar atención a uno en particular: "Papel de las asociaciones de guardaparques en el fortalecimiento de la fuerza laboral de guardaparques" - en el original en inglés Role of ranger associations in strengthening ranger workforce.

De alguna forma nuestro texto es una respuesta al artículo, como tradicionalmente se hace en las revistas técnicas, en este caso en forma abierta -no es en la misma publicación en un número posterior- y en castellano, ya que dudamos que fuera publicada en ese idioma en la revista.

Veamos, está firmado por el actual presidente y dos ex presidentes de la FIG (Sudáfrica, Inglaterra y Sudáfrica respectivamente), y miembros de varias asociaciones de: Inglaterra-Gales e Irlanda del Norte, Sudáfrica y un miembro de la Organización Internacional del Trabajo de la Organización de las Naciones Unidas.

Primer conclusión: son todos de países centrales europeos y sus colonias, angloparlantes.

Segunda conclusión: por la pertenencia histórica y presente de los autores, tres de ellos del rango de Presidentes de la FIG), el planteo del artículo es lo que ellos piensan y proponen formalmente para la FIG: cual es el rol que establecen para las asociaciones y que pueden o no pueden hacer.

Y algunas consideraciones más.

Proponen que las "Ranger associations can therefore be defined as membership-based professional-worker associations."

Parecido en castellano: Por lo tanto, las asociaciones de guardaparques pueden definirse como asociaciones de trabajadores profesionales basadas en membresía.

Destacan como un aspecto central la Recomendación del Congreso Mundial de Parques - IUCN de Australia 2014, que dice lo siguiente (en castellano abajo): “promote and support recognition of protected area [PA] managers, stewards and custodians from all types of PA as ‘professionals’ through systems and tools for professionalization that strengthen performance in PA management through competent individuals and effective organizations.”

Parecido en castellano: Promover y apoyar el reconocimiento de los administradores de áreas protegidas, gerentes de áreas protegidas [PA], administradores y custodios de todos los tipos de áreas protegidas como "profesionales" a través de sistemas y herramientas para la profesionalización que fortalezcan la performance del manejo de las AP a través de competencias individuales y organizaciones efectivas.

En ambos párrafos y en todo el artículo se menciona el concepto Trabajadores Profesionales.

Consideramos que es la segunda limitación (la primera era que todos somos trabajadores rentados). En la diversidad de colegas y en la conservación de la biodiversidad en los espacios de gran superficie que quedan sin modificar, y en los que habitan pueblos indígenas y comunidades rurales, el encuentro de SABERES es fundamental, muy alejado de la "profesionalización": Los que saben y los que no saben.

Desconocen el conocimiento y las habilidades de los colegas que no están contemplados en el concepto tradicional, del que no pueden salir.

Con esa consideración, el presidente y varios expresidentes y el señor que trabaja en la Organización Mundial del Trabajo dejaron afuera a todos aquellos que no reciben salario ni son profesionales (considerados de esta forma los que acceden a alguna forma de titulación), que realizan las funciones que todos entendemos son de los guardaparques, y en muchos casos lo hacen en los territorios mejor conservados en la región: los territorios indígenas.

Lo mismo ocurre con la definición formal de la FIG, "Un Guardaparques es la persona involucrada en la protección y preservación prácticas de todos los aspectos de las áreas silvestres, y sitios históricos y culturales. Los Guardaparques proporcionan oportunidades recreativas e interpretación de sitios, al tiempo que brindan vínculos entre las comunidades locales, las áreas protegidas y la administración del área." (el resaltado es mío).

Además de haber quedado congelada en el tiempo, la redacción en tercera persona como "el otro" en relación a las comunidades locales, como ya dijimos, entra en conflicto con el futuro de las áreas naturales protegidas y otras estrategias basadas en área, y particularmente con los territorios indígenas.

Por ejemplo, los guardas que son la comunidad local, indígenas, no quedan contemplados, pensamos en la Guardia Cofán en Ecuador. Esto determina la propia definición e integración de las asociaciones y de la Federación. El discurso es uno, las opciones para poder sumarse, limitadas o inexistentes.

Hasta es contradictorio con lo propuesto para el desarrollo de capacidades en el mismo congreso de Australia, de 2014... que mencionan: ..."bajo la gestión de una gama cada vez más diversa de empleados y custodios de áreas protegidas."

Además de la Guardia Cofán, vayan como ejemplo estos dos casos:

‘Ecologistas de pies descalzos’ vigilan ocho áreas protegidas de Bolivia "...proyecto de vigilancia de áreas protegidas impulsado por la Fundación Natura y los gobiernos municipales y autonomías indígenas que están a cargo de la protección de estos espacios.",

Los Guardaparques Municipales de la ciudad de La Paz - Bolivia. “El equipo de guardaparques que actualmente tenemos, es un equipo multidisciplinario, tenemos dentro del equipo de guardaparques ingenieros ambientales, biólogos, ingenieros agrónomos, ingenieros geógrafos, justamente para hacer un trabajo integral”,..."

El artículo menciona que se busca la legitimidad y credibilidad por la profesión de los Guardaparques, con lo que acordamos totalmente, y dan un rol fundamental en ese reconocimiento a las asociaciones. Por un lado esto no es así, en el imaginario popular algunos colegas en particular han logrado ese reconocimiento que por carácter transitivo se hace extensivo al colectivo. Por otro lado hay países en los que es una figura instalada y reconocida y en otros no. Y más que un colega del otro lado del planeta, es el colega del país vecino el que tiene mayor influencia para a) una autovaloración b) el reconocimiento social.

Establecen que en el proceso de lograr legitimidad y credibilidad una única asociación nacional es una mejor estrategia que sean varias en cada país, situación que consideran negativa. No estoy de acuerdo, ciertamente que el escenario de varias asociaciones puede tener mayor complejidad, pero es positivo y el ejercicio de encontrar puntos de encuentro es democrático y saludable.

De hecho, por cuestiones formales y legales esto ocurre en la actualidad en los países federales de la región (situación no contemplada por los autores del articulo), como Argentina y Brasil, en los hay varias asociaciones nacionales y subnacionales (provinciales / estaduales) y que formalmente (y legalmente) es necesaria una Federación Nacional para reunirlas en una segunda instancia, lo que entra en conflicto con su propuesta, que deja esta instancia para el nivel internacional, la FIG.

En segunda instancia la existencia de mas de una asociación, ya en cualquier país, sea unitario o federal, es la forma en la que encuentran los colegas para agruparse con aquellos que tienen un pensamiento (ideología) similar. Argentina es un ejemplo.

Esto ocurre alrededor de temas como la oposición al uso del arma, hay países donde esta posición es mayoritaria, en otros parcial, o dentro del mismo país algunos colectivos avalan la portación de armas y otros no. Pasa lo mismo con una estructura militarizada o civil.

Otra situación tiene que ver con el empleador. La situación es muy diferente entre Guardaparques que son servidores públicos `-empleados del Estado- y los privados, que están en peores condiciones laborales. Es otro caso para una Federación Nacional, que es una Persona Jurídica que existe en todos los países, y al igual que las asociaciones deben cumplir con requisitos legales, es una de las limitaciones de la FIG ya que no existe la figura legal internacional de una Federación, en su momento la FIG estaba registrada en Inglaterra como una organización con sede en ese país.

La reflexión que se me ocurre es que toman como ejemplo (o lo hacen bajo la influencia de) las organizaciones conservacionistas transnacionales con las que se han asociado, no aplicable en nuestro caso. Proponen una estructura burocrática con empleados full time que deja muchas preguntas: ¿donde funcionará? ¿que país será elegido como sede permanente?, ¿Los miembros del Comité Ejecutivo Internacional funcionarán dónde? Apenas un puñado de las preguntas posibles.

Finalmente dos temas no tomados en cuenta por los autores:

a) los Guardaparques no se autodefinen, aunque obviamente sean parte de la definición de sus funciones, no son independientes en su formulación. ¿Porque digo esto?

La gran mayoría de los Guardaparques son trabajadores estatales, y ocurre que somos servidores públicos con funciones delegadas por el pueblo del país: los bienes naturales y culturales bajo nuestro cuidado obviamente no son propios ni está en nuestras manos -al menos no únicamente- decidir cómo protegerlos. En todo caso como colectivo (sindicatos, asociaciones) y como ciudadanos en forma individual, participaremos del proceso en el que se define cual es nuestro rol y cómo se cumplirá.

Como dijimos, esas funciones se cumplen siendo empleados de organizaciones del Estado (de las jurisdicciones nacionales y subnacionales), en las que los diferentes gobiernos transforman en políticas y llevan adelante la gestión de acuerdo a las teorías y practicas de la conservación a las que adhieren.

Con una simple búsqueda en Internet para un país en particular, digamos de Argentina, Bolivia o Venezuela, nos enteramos que la sociedad y hasta los Guardaparques (a través de sindicatos u asociaciones) manifiestan opiniones sobre las políticas que implementan los gobiernos, y cuando se publican en los medios es porque en general es en contra de las mismas. Y las publican los medios que acuerdan y apoyan sus demandas.

b) para el resto, sean del ámbito privado, comunitario y/o indígena, tampoco esos colegas se autodefinen. Responden a la filosofía y cosmovisión de esos sectores. Por ejemplo si son reservas privadas cuyas tierras pertenecen o son administradas por una organización conservacionista transnacional o a través de una representante en el país, sus funciones serán las determinadas por su empleador. Por ejemplo evitar la presencia humana.

En ambos casos es imposible que puedan ajustarse a lo dispuesto por unos los lineamientos de una organización internacional, y repetimos: la federación debe responder a sus integrantes, no al revés.

Para el temario del Próximo Congreso Mundial de la FIG seria conveniente revisar la definición de Guardaparque, y otros temas como mecanismos que aseguren la democracia interna, el uso de los fondos (ingresos y egresos) tanto de la FIG como de su asociada la Fundación Delgada Línea Verde, y que esa información esté disponible para consulta para cualquier guardaparque del mundo en su página web: se llama administración transparente.

Es extraño y hasta divertido (por decir algo), que los autores reserven ciertas competencias, como la vinculación con organizaciones internacionales para la Federación que ellos controlan, y que las asociaciones nacionales y subnacionales "sólo" puedan relacionarse con entidades locales. El problema principal es que esta intención, hecha pública por los máximos referentes cuando comienzan a escribir en estas revistas, será impuesta a aquellos que luego quedarán obligados a cumplirlas contra sus propios intereses, las intenciones centralistas, coloniales -sean intencionales o no- quedan expuestas. Esto ocurre en las Asambleas de miembros.

En el texto se hace un esfuerzo para mostrar su representatividad global, mencionando que 550 colegas firmaron la Declaración de Chitwan (resultante del 9º Congreso Mundial de la FIG), y mencionando que también presentes representantes de asociaciones de todo el planeta.

Lo cierto es que esxs 550 compañerxs son probablemente el 0,55 % de lxs Guardaparques del mundo (en un cálculo aproximado), lo que no quita valor a lo hecho, pero claramente no es suficiente para arrogarse la representatividad mundial de cada colega de a pié que en este momento realiza su trabajo con todo su esfuerzo, la mayoría mal pago y sin equipamiento adecuado.

Aun hay decenas de miles de colegas que ignoran que es o que hace la FIG, lo que también se aplica para las asociaciones nacionales, algunas que ni siquiera están en funciones desde hace décadas pero votan en esas Asambleas de miembros de la FIG.

La Federación Internacional, las Federaciones Regionales y las asociaciones nacionales y subnacionales están llamadas a ser importantes en el futuro de las áreas naturales protegidas, cualquiera sea la película: en unas Américas donde los países sean plurinacionales y las políticas transfronterizas respeten los grandes biomas que ocupan más de un país en el marco de la CELAC (visto el fracaso de la OEA), o en la otra opción de llegar como sea al 30x30 (y más).

No hay tiempo que perder en tomar medidas para detener la pérdida de biodiversidad, hacerlo bien, por nosotros mismos y por los jóvenes que nos los reclamaron el 24 de Setiembre pasado a raíz del Cambio Climático (bueno, no es que confiemos en todos los jóvenes, también están los ignorantes y negacionistas antiderechos que robaron la palabra libertario traicionando su contenido), los Guardaparque debemos establecer nuestro propio camino, y no al servicio de organizaciones transnacionales de influencia mundial, que eso ocurra indica a las claras que no hemos llegado a las instancias de madurez necesarias.

En África e India esperan justicia por las violaciones a los derechos humanos realizadas por Guardaparques a instancias de Organizaciones Transnacionales de Conservación, es desconocido si la conducción de la FIG ha hecho algo al respecto, pero sí que se ha unido esas mismas organizaciones para definir y aplicar Códigos de Ética. Zelig: un síndrome que dio origen a una película de Woody Allen de 1983.

Saludamos y son muy bienvenidos estos artículos donde los colegas exponen sus puntos de vista y propuestas, dan la oportunidad de establecer un dialogo abierto y de frente a los colegas, con la traducción adecuada que realicen las representaciones regionales, y su difusión en copias artesanales que lleguen a los compañeros que no tienen otra oportunidad, el impacto positivo será mayor y nos acercaremos más a la verdadera representación del que está en el monte con los pies en el barro.

Daniel Paz Barreto, Ex Representante Sudamericano Federación Internacional de Guardaparques, Ex Presidente Federación Latinoamericana de Guardaparques

Azofeifa-Solano y otros, (2018). Influencia de la vigilancia en una zona rocosa dentro de un área marina protegida, Pacífico Central de Costa Rica, Rev. Biol. Trop. Vol. 66(3): 984-995

Belecky M., W. Moreto, R. Parry Jones (2021). Corrupting conservation: Assessing how corruption impacts ranger work. Targeting Natural Resource Corruption. Topic Brief

Bruner,A., R. Gullison, R. Richard, G. Gustavo. (2001). Effectiveness of Parks in Protecting Tropical Biodiversity.Science (New York, N.Y.). 291. 125-8. 10.1126/science.291.5501.125.

Convención para la Biodiversidad, (2020). Zero Draft of the Post-2020 Global Biodiversity Framework. 14 pp.

Galliers,C., P. Mills, G. Miller, D. Zeller, L. Nunn, A. Davies, C. Carrion-Crespo, A. Campbell, (2021). Role of ranger associations in strengthening ranger workforce. Parks Stewardship Forum. 37. 10.5070/P537151773.

Dong, L.K., S. Sutinee, A.X. Hoa, N.P. Dong, S. Ali, P. Manop, K. Techato, (2018). A quick comparison of patrol efforts for supportive protection: A case study of two stations in Vietnam. Applied Ecology and Environmental Research. 16. 1767-1781. 10.15666/aeer/1602_17671781.

Duffy, R., F. Masse, E. Smidt, E. Marijnen, B. Büscher, J., M. Ramutsindela, T. Simlai, R. Joanny, E. Lunstrum, Elizabeth. (2019). Why We Must Question the Militarisation of Conservation. Biological Conservation. 232. 66-73. 10.1016/j.biocon.2019.01.013.

Moore, J., F. Mulindahabi, M. Masozera, J. Nichols, J. Hines, E. Turikunkiko, M. Oli, Madan. (2017). Are ranger patrols effective in reducing poaching-related threats within protected areas?. Journal of Applied Ecology. 55. 10.1111/1365-2664.12965.

Tema II: Reflexiones sobre la influencia de las organizaciones transnacionales ambientalistas oficiales y privadas

El mes pasado ocurrió el Congreso Mundial de la IUCN (Unión Mundial para la Naturaleza) bajo la denominación de Congreso Mundial para la Naturaleza, es una organización compleja con muchos miembros privados y gubernamentales y una burocracia importante, con influencia planetaria sobre políticas de los Estados y de las diferentes entidades como las de la Organización de las Naciones Unidas. Las mociones presentadas y que al ser aprobadas pasan al marco de regulaciones y recomendaciones de IUCN las encuentran aquí.

Esta descripción realizada por el periodista Daniel Wizenberg es muy gráfica: “Para entrar al Congreso Mundial de la Naturaleza que se desarrolla en Marsella entre el 2 y el 11 de septiembre y que organiza la Unión Mundial por la Naturaleza (UICN) en el Centro de exposiciones Chanot, hay que atravesar dos controles de seguridad y sanitarios. Se puede entrar gratis hasta los más de 500 stands de gobiernos, empresas y ONG 's. El objetivo de cada stand es “generar conciencia”. En un rincón de uno de los nueve pabellones, una soprano coreana emula el canto de las ballenas que aparecen en una pantalla detrás de ella. En otro rincón la gente descansa en unas reposeras organizadas en círculo alrededor de parlantes que reproducen el sonido de pájaros del Amazonas. Para tener acceso a las conferencias -de las que en total al finalizar el congreso habrán participado más de 1400 panelistas- hay que pagar una acreditación que sale 1500 euros. Quienes lo hacen en su mayoría no llegan aquí para aprender a reciclar sino para cerrar tratos y dar debates alrededor de la conservación.

No quiero hacer comentarios porque me voy a tener que autocensurar...

En el documento final, el Manifiesto de Marsella tiene muchas expresiones de deseo, y alguna incoherencias, una es: "El Congreso de la UICN insta a los gobiernos, el sector privado, las organizaciones no gubernamentales (ONG), las Organizaciones de los Pueblos Indígenas y las organizaciones comunitarias a tomar medidas que reduzcan drásticamente las causas de la pérdida de biodiversidad...",

Es un despropósito poner en el mismo nivel de responsabilidad a los gobiernos, las empresas transnacionales, las enormes ONGs, todos con planteles de empleados o financiamiento súper millonario con los pueblos indígenas y las organizaciones comunitarias !!!!!

Está claro que estas últimas ni siquiera tienen el destino en sus manos, tanto que para tratar los temas en la forma que no iba a serlo en el congreso de la IUCN tuvieron que armar otro previo para hacer conocer lo que les pasa, Nuestra Tierra Nuestra Naturaleza, "el primer congreso para decolonizar la conservación", que viene a alertar sobre las propuestas de la "industria de la conservación".

La Resolución 002 de la Asamblea de los miembros aprobó la Inclusión institucional reforzada con respecto a los pueblos indígenas. Es muy completa e intenta asegurar que la cosmovisión indígena tenga mayor presencia en la UICN, pero no destina fondos ni dice como se logrará considerando el costo que tiene para organizaciones y pueblos indígenas que por naturaleza u otras condiciones impuestas no están en condiciones de solventar los gastos de esa participación.

Encontré en los considerandos de la Resolución este texto que es donde está la verdad de la milanesa: “…los pueblos indígenas tienen derechos de tenencia sobre por los menos 38 millones de kilómetros cuadrados en 87 países, lo cual representa más de una cuarta parte de la superficie terrestre del planeta e interceptan con aproximadamente el 40% de todas las áreas protegidas terrestres y paisajes ecológicamente intactos;

Sin embargo, más lejos están llegando otras organizaciones en un planeta en el paradójicamente se reconocen los derechos de las personas no humanas y de la naturaleza, pero que los de los seres humanos están cada vez mas relegados producto del modelo económico imperante, de concentración de riqueza.

Organizaciones que tuvieron un rol en ese proceso, me refiero a la organización estadounidense Sierra Club que está analizando sus orígenes racistas y clasistas y reorientándose a pesar de la resistencia de algunos de sus miembros.

No es la única, la también estadounidense The Nature Conservancy, que se sustenta en la conservación en tierras privadas, en su Guía de acción por la biodiversidad, una estrategia para alcanzar el 30 x 30 menciona como un problema el colonialismo: “Durante generaciones, el colonialismo, la reubicación forzada, las fuertes presiones desarrollistas externas y la exclusión de las decisiones en torno a los recursos naturales han socavado el a los pueblos que son guardianes tradicionales de la Tierra, con resultados devastadores para sus comunidades y su hogar.”

En este congreso no encontramos resoluciones vinculadas al personal de las ANPs, lo que sí ocurrió en otros, quizás ustedes puedan ayudarnos si estamos equivocados

Daniel Paz Barreto, Ex Representante Sudamericano Federación Internacional de Guardaparques, Ex Presidente Federación Latinoamericana de Guardaparques

Tema III: Áreas Naturales Protegidas, Trabajadores, Uso Público Turístico Recreativo y COVID-19

Lamentamos enterarnos que en junio pasado falleció el colega Christian Rasmussen, de la Reserva Santa Catalina, Lomas de Zamora, Buenos Aires, Argentina. Nuestras condolencias a todos sus afectos.

Una novedad es que en Madre de Dios, Perú, inició vacunación a indígenas del Parque Nacional del Manu.

En el Memorial hay un espacio para los compañeros fallecidos por COVID-19, si pueden brindar más información para recordar a los colegas, se agradece, igualmente a aquellos que están utilizando esa información para darle difusión, aunque no citen la fuente.

En toda la región se abren las las áreas naturales protegidas a los visitantes. Perú ya están recibiendo turistas nacionales y extranjeros, se mencionan cifras de cientos de miles de visitantes, ese país definió ANPs bioseguras, Colombia reabrió como parte de su estrategia turística, en Argentina vuelven a abrir los parques nacionales sin cupos ni aforo.

La revista Parks dedicó un número completo al COVID-19 en Áreas Naturales Protegidas, el número 27, los artículos abordan áreas continentales, marinas, urbanas, zoonosis, los guardaparques y el COVID entre otros aspectos, están en inglés con resúmenes en castellano.

Daniel Paz Barreto, Editor. info@guardaparques.org Página Web